El alumnado de Integración Social de Rodrigo Giorgeta marchó el pasado 11 de abril al Establecimiento Penitenciario en Picassent para conocer la realidad penitenciaria que viven las personas privadas de libertad con la asociación Iniciatives Solidaries, premiada en 2011 con la Medalla de Plata al Mérito Social Penitenciario por Instituciones Penitenciarias, máximo galardón al que puede optar una ONG, y que este año cumple 20 años de trayectoria en prisión.

cuidado-centro-penitenciario

Visitamos el CIJ, el local que la entidad tiene en la Unidad de Cumplimiento para conocer los programas que desarrollan con las personas privadas de libertad, sus necesidades, dificultades e inquietudes de mano de los propios reclusos. Y es que es la actividad se realiza directamente por los reclusos del Establecimiento Penitenciario: ellos son los verdaderos agentes de la intervención.

El primer programa que conocieron fue el Centro de Información Juvenil. El CIJ es un programa socioeducativo integral diseñado para atender a las necesidades de información, competencia personal e interpersonal y orientación social que tienen las de personas privadas de libertad con el fin último de mejorar su calidad de vida. En el Establecimiento Penitenciario viven 2.400 personas de ambos sexos, de más de 30 nacionalidades y con multitud de características y problemáticas asociadas, por lo que el acceso a la información cobra un papel fundamental. De este modo, el CIJ desarrolla su actividad a través de dos vías complementarias:

También te puede interesar:  La inmovilidad, uno de los problemas sociosanitarios más importantes.

– La acción formativa: Curso de Informador/a juvenil. Se forma a un grupo de personas internas de los diferentes módulos del Establecimiento Penitenciario con las habilidades y conocimientos necesarios para la planificación y gestión del Centro de Información Juvenil. Estas personas son las que conforman el grupo de Informadores/as Juveniles.

– La gestión de dudas: la Atención Directa. Una de las líneas de actuación más fundamentales del CIJ es la atención personalizada a quienes acuden desde los módulos penitenciarios para resolver sus dudas o cuestiones. La Atención Directa permite posibilitar el acceso a la información de estas personas a recursos, documentación y acciones que se desarrollan tanto fuera como dentro del Establecimiento Penitenciario para así mejorar la calidad de vida y potenciar su futura inserción social, laboral y cultural. A través de la línea de Atención Directa adquiere sentido todo el trabajo desempeñado en el CIJ. El grupo de Informadores/as Juveniles resuelve o canaliza las diferentes dudas que les plantean las personas que se encuentran privadas de libertad, con lo que la formación recibida redunda en el resto de personas internas.

También te puede interesar:  Técnicas de Estudio para rendir al máximo

Estos mismos internos en colaboración con los/as profesionales de la entidad llevan a cabo el Programa de Información y Orientación Laboral Penitenciario. Desde este programa se realizan cursos de información y orientación laboral para personas que tienen próxima la libertad o el tercer grado penitenciario. Mediante el programa se posibilita la adquisición y desarrollo de habilidades y capacidades que permitan superar las propias barreras personales hacia la búsqueda de empleo y la inserción sociolaboral. Para ello se les informa y orienta en temas relacionados con el mundo laboral cómo los mediadores de empleo, las ofertas de empleo, el curriculum, los procesos de selección… Cuando salen en libertad continua su proceso de orientación laboral en la sede de la entidad en Valencia para reforzar así su proceso de reinserción.

También te puede interesar:  ¿Para qué sirve este blog?

 

formación en establecimientos penitenciarios

Belinda Moreno