1.- ¿Qué edades tienen los niños de tus grupos?

Desde los 3 años hasta los 17.

2.- ¿Cómo los agrupas?

Los grupos se organizan por edades aunque también realizamos diferentes agrupamientos entre edades para favorecer la inclusión y el trabajo colaborativo. Tenemos cinco grupos:

En primer lugar los Puppis que tienen entre 3 y 4 años, en segundo lugar Titán de 5 y 6 años, Alfa Centauri de 7 y 8 años, Mízar de 9 a 11 y por último Demos de 12 a 17.

Los agrupamientos son flexibles dependiendo también del tipo de actividad que se realice en el aula.

3.- ¿Cuales son tus funciones?

La función principal es guiar a los alumnos en el proceso de creación asegurando un clima de confianza y seguridad. En definitiva debemos intentar que sean los protagonistas y desarrollen al máximo su imaginación en la creación y representación de historias.

4.- ¿Cómo estructuras las sesiones?

La estructura de las sesiones varía dependiendo de la edad porque el trabajo teatral es diferente. Sin embargo consta principalmente de una parte de relajación y exploración simbólica para presentar la historia o cuento que desarrollaremos. Y posteriormente desarrollamos el juego dramático en el cual a partir de un tema y con el profesor como guía creamos diferentes espacios, nos transformamos en diferentes personajes e iniciamos nuestro viaje. En el desarrollo del juego incluimos dinámicas que favorezcan la psicomotricidad, coordinación y habilidades motoras así como la libre expresión corporal a través de la dramatización. Finalmente, aunque dependerá del grupo, realizamos técnicas de proyección de voz, entonación, dicción y diferentes dinámicas teatrales para desarrollar habilidades sociales y emocionales.

También te puede interesar:  UN CHIP EN EL OJO DEVUELVE LA VISTA A LOS CIEGOS

5.- ¿Qué objetivos te marcas en tu taller?

  • Mejorar la expresividad oral y corporal
  • Aprender diferentes ritmos y entonaciones en la expresión oral.
  • Recrear situaciones imaginadas por los niños y niñas para el desarrollo de su creatividad
  • Accionar mediante el juego y la improvisación a partir de temas propuestos por el docente o por el por alumnado: el arte, la poesía, el mundo de los cuentos, leyendas, culturas, literatura adaptada, mitología, etc.
  • Favorecer el cuestionamiento de estereotipos y fomentar una actitud crítica y reflexiva.
  • Elección de sus propios personajes como herramienta de conocimiento de ellos mismos.
  • Adquirir una conciencia ecológica en relación con la creación de escenografías a partir de cosas recicladas y elaboradas por el grupo.
  • Aprender que el teatro es juego, diversión y un escenario de liberación de emociones, sueños y pensamientos.
  • Estimular las destrezas y habilidades a partir de manualidades creadas para la interpretación y creación de historias: marionetas, máscaras…
  • Fomentar la cohesión, la confianza y el trabajo en equipo.
  • Desarrollar la capacidad de escucha activa.
  • Mejorar la atención y la comprensión.
  • Favorecer el trabajo cooperativo y la inclusión por edades.
También te puede interesar:  Emprender, una forma de vida

 

6.- ¿Qué áreas estimula en el niño?

Las áreas que desarrollamos en la actividad de teatro son la expresión y la comunicación (sin limitarnos al lenguaje verbal), la expresión corporal, la creatividad, la expresión plástica y artística, la educación emocional, etc.

7.- ¿Qué técnicas utilizas?

Los procedimientos y la metodología que hemos utilizado para trabajar los diversos contenidos se basan en el Juego Dramático.

Las sesiones se han desarrollado con una misma estructura: una consigna mágica que abre las puertas para iniciar la sesión y ambientar a los niños/as, posteriormente formamos un círculo o cuadrado con bancos que se convierte en nuestro espacio de conversación y resolución de problemas. A partir de esos momentos ayudados por personajes invitados o marionetas que cobran vida planteamos temas, en muchas ocasiones a través de los cuentos, relacionados con la amistad, la esperanza, la solidaridad, la diversidad cultural…en definitiva historias que transmitan valores positivos al grupo y que desarrollen la inteligencia emocional del alumnado. En  otras ocasiones transmiten sus emociones a partir del dibujo libre o pintando personajes relacionados con las historias planteadas.

En general la dinámica ha sido, a partir de un tema y diversos objetos, recrear e interpretar una historia en la que ellos deciden la mayor parte de lo que pasa y crean sus propios personajes. De esta manera desarrollan su autonomía y exploran diferentes mundos a partir de su creatividad e imaginación.

También te puede interesar:  Grado superior online en Rodrigo Giorgeta

8.- ¿Crees que la expresión corporal es necesaria para el desarrollo integral de los niños?

Considero que es una parte fundamental para el desarrollo tanto corporal como emocional y debe estar presente en todas las etapas madurativas del niño.

9.- ¿Empleas el teatro como herramienta de intervención con niños con necesidades educativas especiales?

El teatro es una herramienta fundamental para integrar a los niños con n.e.e. porque favorece la confianza y la seguridad emocional y afectiva así como el trabajo en equipo. Es un espacio de comunicación y expresión encaminado a la mejora de la autoestima y la aceptación por parte de todos. Se debe asegurar por lo tanto el respeto a los diferentes ritmos de trabajo y la asimilación de cada alumno en sus diferentes habilidades y aprendizaje. El grupo debe entender que todos aprendemos de todos.

Margit Sanz

Tut. Integración Social

www.rodrigogiorgeta.com